martes, 8 de marzo de 2011

No Liga

El Rojo cayó en Ecuador ante Liga por 3-0 y el Grupo 8 quedó con los cuatro equipos igualados con tres puntos. Los tantos los hicieron Ambrossi (PT 10m), Bolaños (ST 7m) y Urrutia (ST 33m). El equipo de Mohamed parecía tenerlo controlado, pero una serie de errores lo dejaron con las manos vacías.

Independiente fue goleado como visitante por Liga de Quito por 3-0, en un partido correspondiente a la segunda fecha del Grupo 8 de la Copa Libertadores. El Rojo supo mantenerse ordenado en los 2.850 metros de altura, pero algunos errores graves lo dejaron en desventaja.

En el arranque, el equipo que dirige Antonio Mohamed desnudó las falencias en el orden táctico del dueño de casa. Al igual que en el cruce por la Copa Sudamericana, los ecuatorianos metieron miedo en ataque y quedaron mal parados cada vez que se acercaban a su última línea.

De todas formas fue el local el que tomó la iniciativa y avisó con un cabezazo desviado de Jorge Guagua, sin marcas, y un tanto anulado por posición adelantada. Un rato más tarde, el colombiano Oscar Ruiz volvió a invalidar un gol y en esta ocasión fue incorrecta su determinación.

A los 10 minutos llegó la apertura del marcador. De un lateral a favor, Independiente sufrió una contra letal que tuvo un desenlace desfavorable luego de que Maximiliano Velázquez chocara con Adrián Gabbarini y le dejara la pelota a Paul Ambrossi para que convirtiera con la valla libre.
El golpe se hizo sentir y el Rojo tuvo un rato de desconcierto, en el que los ecuatorianos pudieron haber estirado la diferencia con un intento de Ezequiel González. El Equi fue titular, al igual que Hernán Barcos, mientras que Norberto Araujo y Carlos Luna estuvieron en el banco de suplentes.

Con el correr de aquella etapa inicial, el club argentino logró acomodarse y anular al rival. Incluso pudo haberlo empatado con algunos intentos: uno de acundo Parra, otro de Lucas Mareque, una recuperación en salida de Hernán Fredes y un par de bombazos desde afuera de Leonel Núñez.

El equipo de Edgardo Bauza volvió a golpear en el arranque del complemento y sepultó las ilusiones de Independiente. El reloj marcaba los siete minutos cuando Miller Bolaños hizo una gran pared con Barcos y el primero quedó mano a mano con gabbarini para definir suave a la red.

La historia estaba sentenciada y sólo restaba definirse la diferencia con la que el Rojo se iba a ir de Ecuador. A los 33 llegó el tanto que decretó la goleada, con un tiro libre del ingresado Patricio Irrutia que encontró una débil respuesta de Gabbarini antes de ingresar con lentitud al arco.

El triunfo de Liga de Quito dejó emparejado el Grupo 8, que también tiene a Independiente, Godoy Cruz y Peñarol con tres puntos. El equipo de Mohamed, que cuidó a varios titulares por la delicada situación que vive con los promedios, volvió a dar un paso en falso y acercentó sus dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario