jueves, 25 de junio de 2009

Continua la crísis futbolística


Con un gol de Silvera, el equipo de Diego Simeone derrotó al de Américo Gallego y quedó a un paso de ingresar en la Copa Sudamericana. En tanto que los de Avellaneda acentuaron su flojo presente y desataron la ira de sus hinchas.

San Lorenzo de Almagro venció ayer a Independiente por 1 a 0, como visitante en la cancha de Huracán, y dio un paso fundamental para clasificar a la Copa Sudamericana, en el marco de la penúltima fecha del torneo Clausura. El único tanto del partido fue convertido por Andrés Silvera, a 56 minutos......................

Con esta victoria, San Lorenzo suma 60 puntos en la temporada, y si vence a Argentinos asegurará su participación en la Sudamericana, mientras que en el Clausura acumula 21 unidades. Independiente, que en el torneo sufrió diez derrotas en dieciocho presentaciones, quedó con 20 puntos.

El primer tiempo reflejó las pésimas actualidades de ambos equipos, con pocas situaciones de riesgo, jugadas de bajo nivel colectivo, la pelota a la deriva durante la mayor parte del tiempo y las dos parcialidades impacientes ante la falta de gol.

Dentro de ese panorama, los seguidores de Independiente se mostraron más nerviosos que los visitantes, con insultos desde antes de comenzar el cotejo hacia los jugadores y la comisión directiva y con varias banderas con frases agresivas.

La única aproximación que tuvo San Lorenzo se produjo a los 31 minutos con un tiro libre de Santiago Solari, quien junto al juvenil Axel Juárez mostró algunos intentos interesantes, con un tiro libre que desvió el arquero Fabián Assmann.

Un minuto después Daniel Montenegro pudo adelantar al local cuando quedó mano a mano con el arquero y ex compañero en Independiente, Hilario Navarro, quien defendió con seguridad su valla.

En el complemento, San Lorenzo (que cortó una racha de tres derrotas consecutivas) encontró la ventaja tras un pase del paraguayo Aureliano Torres a Solari, la figura del encuentro, quien desde la izquierda envió un centro bajo al medio del área para que Silvera convierta ante su ex club, por lo que no gritó el tanto.

A partir de ese momento, Independiente fue un manojo de nervios dentro de la cancha y un insulto constante desde afuera. San Lorenzo, por su lado, tuvo algunas chances de estirar la ventaja.

Cerca del final, Aureliano Torres despejó la pelota al tiro de esquina tras un remate de Gandín, pero ése fue el único sobresalto en el área defendida por Navarro, de correcta labor.

Para San Lorenzo fue triunfo y esperanza de clasificar a una nueva esperanza continental tras el fracaso en el clásico ante Huracán en la fecha pasada.

Independiente, de la mano de Américo Gallego, sigue en picada. Para colmo, sus propios hinchas arrojaron ayer al campo de juego jeringas con líquido rojo, como si sus jugadores necesitaran una inyección de sangre para revertir la situación.

pagina12.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario